Blog

Entrevista a Guillermo Blanco, el copy creativo con foco en la sostenibilidad

Hoy conocemos a Guillermo Blanco, uno de los componentes de nuestra red de colaboradores/as, él es copywriter pero además nos ayuda en otras tareas como la estrategia de redes sociales para diferentes marcas u organizaciones, así como la elaboración de storytellings para todos/as aquellas que quieran seguir defendiendo su lado más verde.

¿Cuál es tu función dentro de Verdes Digitales?

Pienso y escribo.  Soy copy, y al final lxs copys nos dedicamos a eso: a buscar ideas y conceptos que encajen con lo que necesite el cliente, y a darles la forma adecuada a través de las palabras. En la práctica, en Verdes Digitales hago storytellings para marcas en construcción, conceptos y textos de webs para marcas en revisión, estrategias y planes de contenidos para redes sociales, campañas publicitarias…

¿Qué magia crees que aportas a la agencia?

Magia ninguna, no nos vengamos arriba que no hemos bebido lo suficiente; simplemente creo que llegué en el momento adecuado: Quique y Pedro estaban buscando darle un plus de creatividad a algunos de sus proyectos, y yo estaba buscando aplicar lo que pueda saber de creatividad a causas como las que sus clientes trabajan. A mí me han enseñado a ponerle un concepto creativo a todo lo que se hace, sea un folleto o una web, y en los últimos meses creo que lo hemos conseguido poner en práctica con algunos proyectos de la agencia. Y da mucha satisfacción ver que algunos clientes lo valoran y nuestro trabajo creativo supera sus expectativas.

¿Cómo descubriste la agencia?

Seguimos restándole magia al asunto: la verdad es que no me acuerdo. Pero no es nada personal, de verdad, en general me acuerdo de muy pocas cosas. Sé que seguía a Quique en LinkedIn, no sé si porque vi algún post suyo o porque me hablaron de él. Un día nos conocimos por Skype y al poco tiempo ya tenían un proyecto en el que encajaba mi perfil. Creo que tarde o temprano el destino nos iba a juntar: al fin y al cabo aún no hay mucha gente que se dedique al tema de la publicidad y el marketing del nicho social y medioambiental, así que quienes nos metemos en esto nos vamos juntando poco a poco. Espero que, ahora que este nicho va a dejar de serlo, se recuerde y se valore a quienes han apostado por esto desde hace tiempo.

Si no te dedicases al marketing…

Odiaría la publicidad con todas mis fuerzas jajaja. Elegí estudiar publi en el último momento por una charla de Mónica Moro que vi en internet, hasta entonces mi destino eran los idiomas. Yo iba para intérprete, pero eso de estar traduciendo lo que decían los demás sin poder poner de mi parte no me atraía nada. Probablemente habría acabado en un instituto, siendo el profe de inglés que se cree enrollado por escuchar a Bad Bunny.

¿Cómo se cuela la sostenibilidad en tu día a día?

De manera un poco errática, la verdad. La causa medioambiental forma parte de mi vida desde hace unos añitos; he aprendido un poco del tema y soy el activista pesao de mi entorno. En mi día a día lo llevo al terreno del consumo: menos aviones, menos ropa, menos tecnología… Voy dando el salto poco a poco del menos al mejor, intentando apostar por alternativas sostenibles de consumo, y cada día descubro una marca nueva que me apasiona. A lo que más me cuesta renunciar es a las latas de Mahou.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Me permite estar siempre conectado a lo que me importa. Era lo que buscaba cuando opté por dedicarme a proyectos sociales y medioambientales: no separar tanto lo que soy de lo que hago, lo que me importa de lo que impulso con mi trabajo. Y a los pocos meses me encontré pensando y escribiendo para marcas que cambiaban el mundo en la dirección que yo buscaba.

Si tuvieras que quedarte con un solo proyecto… ¿Cuál sería?

Hace poco terminamos un trabajo de storytelling para rrebrand, una consultoría de transformación social de gente estupendísima. Este tipo de proyectos son un reto muy estimulante para un copy: no tienes un formato concreto, una duración determinada, unos códigos específicos… Solo el ADN de una marca y unas páginas en blanco para volcarlo de forma narrativa. Paradójicamente, cuantas menos puertas se nos pone más difícil es nuestro trabajo, pero también más divertido.
Creo que dimos con una clave muy interesante con la que el equipo de rrebrand se sintió muy identificado, el principal reto de todo esto, y que dirigía su comunicación más hacia la transformación social, hacia el propósito, hacia el sentido. ¡Un gusto de curro!

Shhh… Sabemos que no siempre estás trabajando. ¿Qué vicio tienes en tus ratos libres?

No siempre estoy trabajando, no es ningún secreto, ¡menos mal! Cuando teníamos una vida normal (esta entrevista se hizo durante la famosa pandemia del año 2020, quizás los lectores ya la han olvidado), yo era un poco el chico movidas: «esta tarde he quedado con unxs amigxs que estamos montando una movida»; «no, mañana no puedo, que tengo una reunión de una movida». Confieso que la mitad de esas movidas solo son excusas para ir de cañas y así no comprar Mahou en lata, ¡está todo pensado!
El resto del tiempo lo empleo leyendo gracias a la afición a la lectura que me inculcó el Metro de Madrid y sus esperas, tocando la guitarra y el piano, para desgracia de mis vecinxs, y haciendo recetas que encuentro por internet y que mi madre desde luego no aprueba.
Comparte
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.