Blog

ENTREVISTA | Álex Fernández Muerza, influencer ambiental

Hoy hablamos con Álex Fernández Muerza, periodista, divulgador e influencer ambiental; muy popular y querido por su atribución durante años al canal de medio ambiente de EroskiConsumer y por ser un twittero verde @ecienciacom.

Colabora con medios tan conocidos como Muy Interesante y, uno de nuestros favoritos en Verdes Digitales, Ballena Blanca, donde además es co-fundador.

Nos hace especial ilusión esta entrevista, ya que además fuiste profesor de uno de nuestros socios, Enrique Estrela, en un postgrado de divulgación científica en la UNED.

De que hablamos...

Hola Álex, viendo la cantidad de proyectos en los que estás y has estado, casi cuesta empezar por uno. ¿Nos ayudas?

Esta pregunta me la hice hace tiempo, porque he hecho y hago un poco de todo: Periodista, divulgador, comunicador, conferenciante, educador… Así que elegí una palabra, la de contagiador, para reunirlas a todas y poder expresar de alguna manera lo que hago, independientemente del registro que asuma. La idea es intentar contagiar a la gente la necesidad de la ciencia, el medio ambiente, que lo asuma en su vida diaria, que lo apoye…

¿Qué enseñanzas extraes de tu actividad en Ballena Blanca, Eciencia, Muy Interesante y Quo?

Crear un nuevo medio, ya sea en papel o en digital, compartiendo esfuerzos con otros compañeros, o trabajar en medios consagrados, me ha permitido vivir experiencias muy diversas y enriquecedoras, manejarme en varios registros y poder llegar a públicos muy diversos.

Estamos en un momento muy interesante desde el punto de vista medioambiental y hay temas que están saltando a la palestra. La contrapartida, es que también están surgiendo algunas fakenews y sensacionalismo. ¿Cómo consideras que debe ser la comunicación en este punto en el que nos encontramos?

Una comunicación que apueste por la calidad, la transparencia, y como servicio a la sociedad, a la gente.

¿Cambio climático o emergencia climática?

Todo indica que nos encontramos en un escenario de emergencia climática. Estamos a tiempo, tenemos las soluciones en nuestras manos, pero las medidas se tienen que tomar YA. Pero también me da cierto temor el que la palabra acabe quedando sin valor, que se considere una exageración de cuatro iluminados o interesados y que la sociedad no lo valore de forma adecuada.

¿Qué mensaje le darías a los/as negacionistas del cambio climático?

Negacionistas ha habido siempre, desde hace siglos se ha negado la gravedad, la evolución… y la ciencia les ha puesto a todos en su lugar. El cambio climático no es diferente, la comunidad científica lo tiene claro: el cambio climático, inducido por el ser humano, es real. Pero aparte de que sea real, los negacionistas, o algunos de ellos, lo niegan porque consideran inútiles o contraproducentes las acciones que se deben tomar. Para ellos, me encanta una viñeta de Joel Pett que publicó en USA Today justo antes de la Cumbre Climática de Copenhague de 2009. ¿Y si todo es una gran mentira y creamos un mundo mejor para nada?

Viñeta de Joel Pett (USA Today)

Crisis climática, crisis del periodismo, crisis económica, crisis de valores… ¿De verdad estamos tan mal como se muestra en los medios y en redes sociales?

Es cierto que existen todas estas crisis, y entre todos tenemos que combatirlas. Pero también hay noticias positivas, y de hecho es el mensaje que debemos enviar. El catastrofismo lleva a la inacción. Si no hay nada ya que hacer, ¿para qué movernos? Pero no lo digo yo. Los científicos también destacan que todavía hay tiempo, pero si actuamos ya.

A mí me gusta quedarme con los estudios que indican que las generaciones más jóvenes están aumentando su preocupación por el planeta. ¿Moda o realmente un cambio de actitud?

Los jóvenes son un colectivo muy amplio en el que ha habido, hay y habrá de todo. Antes también ha habido jóvenes comprometidos por el medio ambiente, y “GretasThunbergs” que han reivindicado cuestiones ambientales de diverso tipo. Lo que sí quiero pensar es que los jóvenes están cada vez más preocupados, y en eso la educación ambiental que están recibiendo tiene mucho que ver. Pero yo diría también que están preocupados y cabreados.Están viendo que nos estamos cargando el planeta, y que ellos van a sufrir las peores consecuencias de lo que estamos haciendo ahora. Por eso cada vez vemos más jóvenes llamando a la acción y exigiéndonos: ¡No os quedéis cruzados de brazos!

Has creado toda una comunidad en redes sociales, y te considera(mo)s influencer. ¿Cuál crees que ha sido la clave para llegar a tanta gente y calar con tus publicaciones?

Destacaría la constancia, publicar de forma más o menos regular,intentando ofrecer contenidos útiles, interesantes, atractivos.

Mientras respondes a estas preguntas, habrá bastantes personas que estén comprando una botella de agua en una máquina de vending, o unos aguacates cortados como los que aparecen en la publicación que tienes fijada en tu cuenta de twitter, o pagando por una prenda que le darán en una bolsa de plástico que tirará nada más llegar a casa. ¿La responsabilidad es solo del/a consumidor/a?

El consumidor tiene mucha responsabilidad, y mucho poder también. Muchas pequeñas acciones se convierten en una gran acción, para bien o para mal. Pero no solo, claro. Las grandes y poderosas empresas e instituciones y sus decisiones son grandes responsables de lo que pasa hoy en día. Es una labor de toda la sociedad, si falta alguna pata, la mesa cojea.

En agosto se debatía en Alemania si subir el IVA a la carne por su huella medioambiental. Un mes antes, en Francia se aprobaba una ecotasa a los billetes de avión. Todo esto me recuerda a lo de pagar para que te den una bolsa en el supermercado. ¿Dónde piensas que debería situarse el debate?

Uno de los principales problemas del medio ambiente es que hemos externalizado los costes de nuestro impacto en él. Los combustibles fósiles no serían tan “baratos” si incluyeran sus consecuencias ambientales, o el consumo de usar y tirar, por poner dos ejemplos. Por eso es necesario darle al medio ambiente el valor que realmente tiene. Ahora bien, hacer “pagar más por el medio ambiente” debería tener en cuenta también la perspectiva social. En el caso del IVA es un impuesto que pagamos tod@s por igual, tengamos más o menos recursos. Si subes el IVA, penalizas a la gente con menos recursos. O cuando obligas a un gran sector económico a que incorpore cierto gasto que luego repercutirá finalmente en los ciudadanos, porque siempre buscan la manera de compensar sus “pérdidas”. También sería interesante ayudar o bonificar a los que lo hacen bien, para que sean más competitivos frente a los que lo hacen mal.

¿Cuál consideras que es la mayor amenaza medioambiental?

El cambio climático, porque es la causa y la consecuencia de todos nuestros impactos en el medio ambiente, y porque luchando contra esta amenaza también luchamos contra el resto, la contaminación, los residuos, la deforestación, la pérdida de biodiversidad…

¡Muchas gracias por la entrevista! Ya para terminar… necesitamos más divulgación científica. ¿Qué consejo le darías a quien quiera seguir esta trayectoria?

Que no se lo piense, que pase a la acción. Que divulgue lo que más le guste, que vea lo que hacen los demás divulgadores, y si quiere aprender herramientas y entrar en contacto con otros profesionales y personas afines, que se apunte al Máster de divulgación científica de la UNED.

 

Comparte
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.