La infodemia del coronavirus

Posted · Add Comment

Con millones de personas confinadas en sus casas, desde hace semanas el coronavirus invade nuestras vidas. Se ha colado en nuestro día a día, en nuestros trabajos, escuela, tiempo libre, familia…. Nuestra vida ha dado un vuelco de 360º y el responsable es un organismo que ni siquiera podemos ver. Estemos o no infectados se ha colado en nuestras casas a través de la tele, la radio, las redes sociales, el móvil…ahora todo, TODO, es coronavirus ¿no os parece?

Y a medida que el coronavirus se propaga por todo el mundo, la información errónea o falsa que lo acompaña también se está extendiendo. A la preocupación por la nueva pandemia, se añade el peligro para la salud pública que conlleva la proliferación de información inexacta sobre el virus.

“No solo estamos luchando contra una epidemia, también estamos luchando contra una infodemia«, dijo, el 15 de febrero pasado, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Una infodemia masiva que definió como la ‘sobreabundancia de información, alguna precisa y otra no, que dificulta que las personas encuentren fuentes fiables cuando la necesitan.’

COVID-19, el virus más famoso de la historia

Nunca un virus había dado tanto que hablar. Estamos viviendo una situación extraordinaria, no solo en el mundo “real”, sino también en el digital.  El tráfico de información referente a esta crisis sanitaria se ha disparado a niveles inimaginables, y en las redes sociales conviven los mensajes racionales y oficiales con multitud de bulos y fake news que van desde el tratamiento de la infección con la ingesta de líquidos calientes a la necesidad de quitarse los zapatos antes de entrar en casa.

Infografía de www.informationisbeautiful.net actualizada el 16 de marzo de 2020.

Las redes sociales están trabajando rápidamente para detectar y eliminar las fake news que corren por sus muros. Sin embargo, para aquellos afectados o más susceptibles a ser afectados por el virus, esta sobrecarga de información en línea aumenta su ansiedad y pánico.

Esta situación no significa que las redes sociales no puedan tener un impacto positivo en la lucha contra el virus.  Por ejemplo, la OMS se unió a Google para lanzar una alerta de Google SOS con el objetivo de ofrecer información precisa y consejos de seguridad cada vez que los usuarios hacen una consulta relacionada con el virus.

Twitter, Facebook e Instagram también se han unido a la difusión de información fiable y ante cualquier búsqueda en su red de la palabra coronavirus o covid te remiten al Ministerio de Sanidad de España o a la web de la OMS.

La OMS también se unió recientemente a TikTok, una aplicación popular entre los jóvenes, para publicar videos sobre cómo los usuarios pueden protegerse del virus.

¿Qué podemos hacer nosotros para frenar la curva de la infodemia?

#1 Infórmate bien

Las únicas fuentes oficiales de información referente al Coronavirus son la OMS y el Ministerio de Sanidadde España.

#2 Para los bulos y las fake news

Evita compartir todo lo que te llega vía redes sociales o mensajería sin contrastar y alerta a tus contactos de las informaciones falsas. El audio que te envía tu madre, el estado de whastapp de tu amigo italiano, tu tío que es médico de familia no son fuentes oficiales.

Maldito Bulo a fecha de hoy, 17 de marzo, ya ha desmentido 185 bulos y mentiras sobre el coronavirus. Seguramente, cuando estés leyendo este artículo las cifras habrán aumentado.

#3 Desconecta 

Entre tantas redes sociales, telediarios, programas de opinión y periódicos, elegir cuándo y qué vemos es importante. Evitar los medios que no nos aportan más que malestar, es tan necesario como elegir medios fiables para estar informados.

#4  No leas en diagonal

Lee completamente la información que has seleccionado previamente, no te quedes solo en el titular.

Y aquí van algunos consejos para los comunicadores y comunicadoras

En medio de un confinamiento masivo y creciente por el coronavirus, las redes sociales (y los medios de comunicación) son más importantes que nunca. Son los espacios a los que muchos ciudadanos acuden para informarse. Es de gran importancia dar una información veraz, contrastada y fidedigna.

Os dejamos algunas sugerencias de la Red Global de Periodismo de Investigación:

  • Solo hay que dar datos verificados y confirmados una y otra vez, provenientes de fuentes oficiales y especialistas certificados en el tema.
  • Reducir el uso de adjetivos que sean subjetivos, como enfermedad “mortal’.
  • Utilizar cuidadosamente las fotografías, para no propagar el mensaje erróneo.
  • Promover y explicar las acciones preventivas para que todo sea menos atemorizante.
  • Elegir cuidadosamente a los expertos. El que alguien haya recibido un Premio Nobel, no lo convierte en autoridad en temas médicos específicos.
  • Evitar los titulares sensacionalistas para atraer clics o vender ejemplares.

Recuerda, todos somos comunicadores y comunicadoras y la comunicación puede salvar vidas.

#QuédateEnCasa #YoMeQuedoEnCasa #FrenarLaCurva

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.