Blog
Redes sociales

Las redes sociales apestan. No me aportan y me distraen. ¿Qué puedo hacer?

Ya no me gustan las redes sociales. Me aburren, me distraen de cosas más interesantes que hacer. Ya no me gusta pensar que paso más de 6 horas diarias perdiendo el tiempo viendo vídeos virales o noticias claramente sensacionalistas. Ya no me gusta mi iphone, mi tablet ni mi ordenador. Los uso en modo automático sacando al perro, yendo al baño, viendo una película o cenando con mi pareja. Esto no puede seguir así.

Pero… tampoco me gusta perderme las cosas, no estar al día de lo que realmente es importante para mi. Tampoco quiero despegarme de las relaciones sociales que he ido cosechando estos años en esos medios digitales. No quiero llegar a pensar que si me pierdo todo eso estaré viviendo como en una cueva o de ermitaño/a.

En este contexto, en este punto de inflexión estamos muchas personas actualmente (incluida la que escribe). Es una disyuntiva complicada de gestionar que ni por asomo esperes que te resolveremos en estas líneas de un blog de agencia. La idea de estas reflexiones, de estos pensamientos, es mostrarte que no estás sola/o, que ya hay varias generaciones que están viviendo este proceso. Es algo natural, es un rechazo a tantos contenidos, a tanta información, imágenes, vídeos, audios, etc. Nuestro cerebro tiene un límite por el cual puede procesar, y a partir de ahí deja de recibir la información con la calidad que se merece (reflexionada, disfrutada, etc.). Vivimos en piloto automático y no debería ser así.

Somos responsables. Y pedimos perdón.

Como agencia de marketing, como profesionales que nos dedicamos a generar esos contenidos que consumes, somos realmente una de las patas más importantes para que esto cambie. No somos los únicos responsables, pero desde luego tenemos herramientas, conocimientos y espacios para poder ir avanzando en otras líneas.

En Verdes Digitales, desde hace un tiempo estamos trabajando en pequeños laboratorios que hemos llamado de «minimalismo« donde vamos a ir desarrollando:

  • Nuevas estrategias más enfocadas a objetivos realistas, realizables, alcanzables.
  • Nuevos contenidos, más profundos, más meditados, trabajados.
  • Nuevas relaciones con colaboradores/as, clientes, y en general el entorno que nos rodea
  • Nuevas metodologías de trabajo interno y externo
  • Nuevos modelos de convivencia profesional-personal

Gran parte del equipo vive, día a día, compaginando cuentas, contenidos, publicaciones e información que se vuelca constantemente en la red, pero, por si fuera poco, también actuamos como receptores y nos empapamos de todo lo que rodea a las cuentas de nuestros clientes (y las nuestras personales). Cuando hablamos de infoxicación, hablamos, de verdad, de una cantidad excesiva de información que ni procesamos, ni podemos procesar.

Como decía Mafalda “¡¡¡Paren el mundo, me quiero bajar!!!

Redes sociales mafalda

El mundo se ha vuelto loco. Tanta velocidad, tanta publicación, tanta ansia por estar siempre en todas partes… No podemos ser cómplices de esto. La deshumanización de las redes sociales, el publicar por publicar, la manera en la que, si no estás de manera digital, no existes en el mundo real, abruma, agota y cansa.

Por eso, aunque sabemos que es complicado, queremos cambiar el paradigma. Queremos hacer una comunicación responsable y consciente, y no hablamos de contrastar información o ser originales con lo que publicamos. Hablamos de reflexionar de verdad del “para qué” y “hacia dónde” van estos contenidos.

A veces parece imposible, todos y todas hemos oído hablar de los famosos algoritmos, esos que premian a quien comparte y comparte sin filtro y a quien interactúa constantemente. Esos que penalizan a quien olvida su perfil durante tres días o no contesta un comentario.

Por eso sabemos que esto nos va a llevar mucho tiempo, y esperamos poder ir dando pequeños pasos para que al menos, con pequeños granos de arena, generemos esa mini playa donde poder disfrutar de información de calidad, divulgativa, sensibilizadora, reflexiva y transformadora. ¿Nos acompañas al cambio?

Comparte

2 comentarios

    1. Aunque no te negaremos que para muchas cosas son algo realmente interesante. Eso sí, tal y como decimos en el post, a veces nos abruman

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.