Blog
periodismo

El periodismo en la era digital

No hace falta abrir twitter para ver el odio manifiesto que algunas personas profesan hacia el periodismo. Parece cosa del pasado la idea que estaba en el imaginario colectivo sobre la profesión, y hay quienes dicen que la época dorada del periodismo se encuentra entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Así lo recogen algunas películas, que idealizan dicho trabajo y dotan a los y las periodistas de grandes cualidades como el afán de descubrir la verdad o las ganas de que se entienda bien un determinado hecho. ¿Tanto ha cambiado la cuestión?

Puede que los intereses hayan cambiado, eso no lo podemos obviar. En un mundo globalizado, en el que muchas personas se sienten informadas por poder ver noticias en distintos medios, de distintas procedencias, y en distintas plataformas, quizá comienzan a preocupar más otras cosas. Diferenciarse puede ser algo buscado por los medios. En el periodismo vemos que se opta por fórmulas menos serias y que pueden resultar menos rigurosas. Esto pasa, sobre todo, en redes sociales y titulares de periódicos digitales. Las antiguas noticias van siendo más difíciles de diferenciar de los artículos de opinión. Los originales titulares contribuyen a ello. También lo hace el recurso de los clickbait, y las noticias dan prioridad al entretenimiento frente a la información exacta, completa y oportuna. No todo es malo para el periodismo en la era digital, y basta con pensar en esos vídeos breves que tanto se pusieron de «moda» y que condensaban muy bien la información. Sí, puede verse como dar los contenidos de forma masticada, pero consiguen que más gente siga la actualidad.

Cantidad frente a calidad

Las noticias circulan por rapidez. El acceso a la información es más fácil. En periodismo se quiere escribir de todo, y no hay tanto tiempo como se desearía. Si se deja de escribir, otras y otros lo harán por ti. Lo óptimo sería la calidad, la realidad nos lleva a la cantidad. Mejor escribir mucho, que escribir bien. Ya no hay muchas personas detrás de una misma noticia, de sus revisiones. Las faltas de ortografía son inevitables, son más el resultado del querer llegar a todo del periodismo en la era digital que de otra cosa. Incluso, en ocasiones, nos sorprenden expresiones sin sentido, redacciones circulares que parecen el intento de meter paja de un/a estudiante que no se ha dedicado a la preparación de un examen. Y en twitter es donde se tira la primera piedra, o el lugar en el que, casi de forma pedagógica, se vierten los gazapos para proceder a explicar las formas correctas y proteger así a la lengua española.

Algo más que cumplir con el Código Deontológico del Periodismo

En el periodismo en la era digital, los grandes reportajes son relegados a un segundo puesto, mientras que se priman noticias breves pero que lleguen al consumidor o consumidora. Porque sí, quien lee las noticias es un/a consumidor/a más. Como tal, tiene cierta responsabilidad en la deriva que tome el periodismo. Esto puede recordar al zero waste. Vale que las empresas empaquetan sus productos con mucho plástico y demás. Aún así, seguimos formando parte del asunto y no conviene caer en el «fuiste tú» infantil. Es un somos nosotras/os. Estamos en el mismo barco.

Verificación de la información

Recientemente, una araña causó el pánico, la araña violinista. Parecía salida de las películas de tarde que se ponían antiguamente de invasión de hormigas asesinas, abejas asesinas, avispas asesinas, etc. La alarma social no tarda en surgir cuando se suceden cadenas de desinformación en periodismo. No es extraño, más en cuestiones como esta que implican dolor y, si me apuras, comportamientos adquiridos y aspectos culturales. Ya te digo, si no hubiese visto asociadas las arañas a Halloween, películas de terror y miedo de gente adulta a mi alrededor, podría haber crecido actuando ante ellas con la tranquilidad de Elsa Pataky.

Bromas aparte, estas noticias pueden hacer bastante daño. Crean miedos infundados. Los bulos pueden ser desmentidos al momento por biólogos/as y otros profesionales de la naturaleza.  Igualmente, desde el periodismo, con la fe de errores y, en el mejor de los casos, con nuevas noticias que buscan atraer la atención. Nuestros sesgos y distorsiones cognitivas nos mueven a recordar mejor lo negativo, por otra parte, ver esas noticias que contradicen la información errónea puede aumentar el descrédito hacia el periodismo. De aquí se extrae que es más relevante la verificación de la información de lo que podría parecer.

En Verdes Digitales estamos conectadas/os con el periodismo. Mira quién es quién en nuestro equipo. Buscamos realizar una comunicación de calidad, sin despreciar las posibilidades de las tecnologías, y respetando los hechos al abordar las noticias y temas. Dentro de la comunicación, lo social y lo ambiental es lo que más nos mueve.

Si estás en un proyecto o tienes una empresa con compromiso social y/o medioambiental, podemos acompañarte en la realización de un plan de comunicación, y en todas sus fases. ¿Hablamos?

Comparte
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

2 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.