Blog
redes sociales

¿Qué redes sociales son mejores para mi proyecto socioambiental?

El marketing verde no es una ciencia exacta y la respuesta a esta pregunta está llena de matices, pero gran parte depende de los objetivos de comunicación de tu proyecto ambiental o social, de los recursos disponibles y de tu público objetivo.

En Verdes trabajamos bajo el lema de Menos es más, también aplicado al mundo de social media. Los principales problemas que nos hemos encontrado en la mayoría de empresas y proyectos con los que hemos trabajado son dos:

  • El temor a la hoja en blanco y el agobio porque «hoy toca publicar»
  • No saber cómo crear publicaciones que aporten a la audiencia y sean valoradas

Viendo estas necesidades, tiene sentido priorizar y enfocarse en la red (o redes) sociales que mejor se adapten al proyecto en el presente y el futuro próximo.

Hay muchas posibilidades, desde las clásicas Facebook, Instagram, Twitter, Youtube o LinkedIn hasta otras más recientes como TikTok y Twitch (esta última es una plataforma de streaming para realizar transmisiones en directo, Ibai Llanos es uno de los streamers más conocidos).

Si buscas información concreta sobre alguna red en particular visita los enlaces anteriores ya que en este post, daremos algunos consejos para que puedas escoger con base qué redes sociales se adaptan mejor a tu proyecto ambiental o social y a tus recursos.

Todo empieza con una estrategia de marketing verde

Hace poco te contamos por qué es interesante tener una estrategia de marketing verde a medio y largo plazo independientemente del mundo VICA en el que vivimos (Volátil, Incierto, Cambiante y Ambiguo).

Una estrategia es una planificación hecha a partir de decisiones reflexivas, análisis de público, cuentas referentes y trayectoria recorrida hasta el momento en materia de comunicación y marketing. En resumen, da una base estratégica sólida.

Las redes sociales son un canal de comunicación más y ¡spoiler: no siempre hacen falta para sacar tu proyecto adelante! Los canales de comunicación digitales se apoyan unos a otros, de nada vale que tu perfil en Instagram esté impecable si la tienda online de tu web no funciona bien o es lenta, por poner un ejemplo.

Una vez más, caemos en la importancia de priorizar calidad antes que cantidad y en el caso de las redes, antes de que vayas corriendo a abrirte un perfil, hazte las siguientes preguntas:

¿Qué busco conseguir?

De aquí a 6 meses o 1 año, ¿qué te gustaría que pasara?

Los objetivos pueden ser muchos (aumentar la visibilidad y mejorar la imagen de marca, divulgar, construir una comunidad, tener un canal de ventas y de atención al cliente…) pero lo importante es que tengas claro qué te aporta cada red en cumplirlos. De esta forma, será mucho más fácil enfocar la comunicación y los contenidos.

redes sociales

Mi público objetivo… ¿por dónde se mueve?

No es lo mismo dirigirse a adolescentes que tener un público B2B (profesionales y empresas). En el primer caso, Instagram o TikTok pueden ser buenas opciones mientras que para la segunda, preferiríamos LinkedIn o Twitter.

Conocer a los diferentes segmentos de público más allá de sus datos demográficos es crucial para elaborar los mensajes y que calen hondo en ellos. Saber qué intereses, miedos y preocupaciones en relación a nuestro producto o servicio tienen, nos ayudará a elaborar diferentes líneas de contenido a publicar en redes sociales y a olvidarte de la temida hoja en blanco.

Por otro lado, la mayor parte del tráfico que llega a las redes suele ser frío. Traducido del marketiniano quiere decir que muchas de estas visitas apenas conocen tu proyecto y lo que haces o vendes. ¡Pónselo fácil! Crea contenido que resuelva dudas y apoye sus intereses con un lenguaje sencillo y fresco que les invite a seguirte.

TipVerde: no solo hables de tu libro, es aburrido y cansino para cualquier audiencia. Lo ideal es mezclarlo con contenido actual y divulgativo.

Para inspirarte, te dejamos algunas cuentas de divulgación ambiental en TikTok, Instagram y Youtube.

¿Qué recursos tengo para invertir en redes?

Con recursos nos referimos a tiempo (horas semanales), económicos (para acompañar con publicidad o delegar la gestión de las redes sociales) y conocimientos de marketing y diseño.

Abrir un perfil y empezar a publicar es gratis, está al alcance de cualquier persona. Sin embargo el problema viene en el mantenimiento diario. Gestionar las redes sociales de tu proyecto social o ambiental lleva tiempo, necesita planificación, constancia y análisis.

Si tus recursos son limitados y no puedes delegar esta tarea es mejor escoger, ser constante y enfocarse en aquella(s) red(es) en las que sí vale la pena tener presencia. Podemos ayudarte con asesorías personalizadas, estrategias de comunicación, gestión de redes sociales y mucho más. ¡Conócenos!

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.