Blog
negocio digital

Evita estos 10 errores en tu negocio digital ambiental o social

Las salidas profesionales de muchas personas autónomas y freelancers pasan por emprender y más en concreto, por emprender en el mundo digital.

Ya sea un proyecto ambiental o social, internet nos ofrece muchas posibilidades. Si es tu caso, este post te interesa y mucho, porque después de varias experiencias y reflexión interna, vamos a contarte 10 errores comunes que se suelen cometer cuando se emprende un negocio digital.

negocio digital

En un año estaré ganado suficiente dinero

Lejos de ser la panacea, cualquier proyecto (físico o digital) necesita tiempo, inversión, experiencia y recursos, por lo que pensar que conseguirás resultados fácil es una creencia errónea.

Y en relación a los negocios digitales, el concepto de emprender se ha romantizado mucho. No llega solo con montar una web o subir una foto diaria a las redes y que los algoritmos hagan el resto. Si quieres un proyecto digital duradero necesitarás un plan de negocio, una estrategia de marketing, una imagen cuidada y acorde, clientes, una estupenda atención al cliente, inversión en publicidad, crear mucho contenido y paciencia.

Según la revista Entrepreneur solo 2 de cada 10 empresas superan los 5 años de vida. Al principio hay capital, mucha ilusión y ganas para dar paso a lo que se conoce como «el valle de la muerte», donde los gastos pueden superar a los beneficios y es aquí donde muchos proyectos suelen caer.

#TipVerde: ten siempre claros tus objetivos y hasta donde quieres llegar con tu proyecto, para tener una visión a largo plazo. Si aún estás con la idea a vueltas, quizás te interese conocer el Business Model Canvas.

En el caso de los proyectos ambientales y sociales, deberás tener en cuenta un factor adicional y es el impacto de tus acciones en el planeta y cómo tu empresa puede contribuir hacia una economía verde y justa.

De la misma forma, deberás valorar los costes asociados a la sostenibilidad de tu proyecto. Imagina que quieres tener una tienda online de bañadores hechos con plástico reciclado, deberás responder a preguntas como ¿dónde se producen estas prendas? ¿voy a compensar las emisiones de mis envíos? ¿cómo es un packaging sostenible? ¿cuál es la diferencia con respecto a un bañador con tejido de poliéster?

#TipVerde: la sostenibilidad es una inversión a largo plazo. Vale más mejorar con pequeñas acciones que mentir y destruir la confianza de los consumidores y consumidoras con greenwashing.

Emprender a loco

Antes de lanzarte a la piscina con tu idea, te aconsejamos que la trabajes desde diferentes perspectivas:

  • ¿Hay demanda en el mercado?
  • ¿Cuento con los suficientes recursos para llevarla a cabo? ¿Debo pedir financiación o quizás pedir un crowfunding?
  • ¿Qué productos o servicios puedo ofrecer y cumplir con las expectativas?

Un negocio digital no tiene problemas de «espacio» ya que en la red podemos incluir lo que queramos y eso, puede derivar en que ofrezcamos más de lo que podemos abarcar.

Por eso, las cosas mejor hacerlas una por una. Tener un producto mínimo viable, validar la idea de negocio, ir adaptándola al mercado y prepararte para pivotar si fuera necesario.

#TipVerde: grábate la palabra Networking y estas claves para dar esos primeros pasos. Existen programas de formación y mentoring para proyectos ambientales y sociales, donde trabajarás con personas expertas en economía ambiental, modelos de negocio circulares, marketing sostenible, etc., que te ayudarán a sacar adelante tu idea de negocio #verde. Te dejamos este artículo donde mencionamos algunos de estos programas de emprendimiento.

Pensar que solo con un buen producto o servicio es suficiente

Desde Verdes Digitales hemos mentorizado en comunicación a más de 50 proyectos ambientales y sociales desde 2016 y podemos asegurar que este es un error muy común.

Hemos conocido a muchas personas emprendedoras enamoradas de sus productos o servicios, de los valores sostenibles de sus proyectos, de sus buenas acciones y en definitiva del impacto positivo que están haciendo por el planeta y eso les lleva a:

  • Olvidarse que su negocio debe ser rentable (aunque se trate de una asociación, ONG o cualquier otra entidad de economía social).
  • Pensar que cualquiera les va a comprar o contratar.

Evidentemente, cuando emprendemos debemos creer en nosotras mismas y en lo que vendemos, pero esa no debe ser la única razón.

Hay que saber llegar hasta nuestro público objetivo y conocerlo a fondo (intereses, miedos en relación a nuestro producto/servicio, cómo podemos aportarle un beneficio…). Para ello necesitamos tener una estrategia de comunicación adaptada a nuestro proyecto digital ambiental o social.

negocio digital

«¿Tengo que estar en todas las redes sociales? ¿Y el email marketing? ¿Mi web debe tener un blog? ¿Y si hago un podcastMuchas veces nos han hecho estas preguntas y la respuesta es depende.

No es necesario utilizar todos los canales que existen, lo ideal es encontrar el que mejor funciona en nuestro caso y sacarle el máximo partido.

El mundo digital crece muy rápido y lo que hoy funciona, quizás dentro de 6 meses esté obsoleto. De ahí la importancia de evolucionar, de tener una mente abierta al cambio y a las tendencias para no quedarte atrás.

#TipVerde: para vender, debes ponerlo fácil. No debes descuidar que tu web sea responsive, tenga un buen posicionamiento SEO, la experiencia de usuario sea la mejor y no cumpla estos errores de diseño web.

No tener en cuenta las métricas

No es la primera vez que hablamos sobre experiencias en el emprendimiento, tal y como te contamos en No montes una tienda online de producto sostenible si no tienes ni idea de marketing ni de ecommerce, no te arriesgues.

Analizar kpi’s (o indicadores) importantes tales como el ROI (retorno de la inversión), CAC (coste de adquisición de cliente), leads (clientes potenciales), conversión de leads en clientes reales, % de abandono de carrito, tasa de rebote, visitas recurrentes vs. visitas nuevas, etc., es vital para saber si nuestro negocio digital está creciendo en la dirección que queremos o por el contrario, se ha estancado.

¿Un negocio digital ambiental o social con un branding cutre?

Si piensas que puedes hacer un logo en Canva, que tu primo universitario puede llevarte las redes, defiendes que «todo el mundo sabe escribir» y con ello, quieres tirar millas con tu negocio digital… Adelante, te regalamos un casco.

Invertir en el branding de tu marca es una apuesta segura, significa que tu imagen (el diseño gráfico, el storytelling, el mensaje y los textos…) es profesional y coherente con tus valores. Además, una marca visualmente trabajada vende y te explicamos por qué.

#TipVerde: Una marca está viva por lo que debe estar en constante evolución. En el artículo Un rebranding para rejuvenecer tu marca te mostramos algunos ejemplos de branding y la importancia de la imagen de marca en proyectos ambientales y sociales.

Tu proyecto, tu ego y tú

No hay peor enemigo de una persona emprendedora que su ego y su capacidad de creer que puede hacerlo todo, que es lo más y que sabe más que nadie.

Si quieres que tu negocio digital sea escalable, entonces no te quedará otra que aprender a delegar, encontrar profesionales en los que confiar y aprender a trabajar en equipo.

negocio digital

Evita compararte con otros negocios (y personas)

Las redes sociales pueden ser una herramienta muy útil si sabemos cómo manejarlas. Sin embargo, muchas veces se convierten en un caldo de toxicidad y envidia. Te contábamos en Comunicación machista: ejemplos de lo que no debes hacer como la autoestima de muchas jóvenes se ve minada por buscar prototipos de belleza irreales.

Algo similar puede ocurrir cuando emprendemos, que otra persona que empezó a la par que tú tiene más seguidores, más likes, más comentarios, más comunidad… Y eso nos puede frustrar y afectarnos a nivel personal.

Por eso no debes compararte, ni abrirte un perfil en cada red social que aparece si no te va a beneficiar de alguna forma, ni replicar el modelo de negocio del gurú de turno que lo está petando, ni copiar lo que otros negocios hacen…

#TipVerde: cada marca es única, con sus puntos fuertes y débiles. Encuentra tu ventaja diferencial, crea una estrategia comunicativa adaptada a tu negocio y sigue tu propio camino. Sé una vaca púrpura.

Enfocarte en adquisición y no en retención

Al igual que si en una tienda te atienden borde y no vuelves, en un negocio digital ocurre lo mismo sin una buena atención al cliente.

No hay que olvidar nunca que detrás de una pantalla siempre hay una persona. Da igual si tienes un e-commerce, si ofreces servicios o vendes infoproductos, tu objetivo es el mismo: vivir de tu negocio y que te paguen por aquello que haces.

Por eso, aparte de cuidar la experiencia de usuario y la atención al cliente, hay que tener clara una cosa: es más fácil conseguir una segunda venta que nuevos clientes.

#TipVerde: el consumidor consciente es una persona informada, que busca opciones y se queda con la que más encaja con sus necesidades, filosofía y valores. Por eso es tan importante ganarse su confianza transmitiendo los valores y acciones reales de tu proyecto ambiental o social.

Intentar aprovecharnos de las causas sociales y ambientales

Que la sostenibilidad, el feminismo y luchar contra el racismo y la homofobia está de moda, es un hecho. Y muchas marcas se aprovechan de ello a través de prácticas como el greenwashing, el socialwashing o el pinkwashing.

El consumo consciente y los valores que existen detrás de las marcas cada día importan más. Por eso, ponerle un lazo rosa a tu logo el 8M o un filtro de colores a tu imagen durante el mes de julio no significa ser una marca comprometida.

Todo se demuestra con hechos, por ejemplo si decimos que somos #MuyVerdes es por algo y debemos demostrarlo para no perder credibilidad.

Además, los consumidores y consumidoras somos cada vez más exigentes y analizamos las acciones y la transparencia de las empresas.

Según la OCU (Organización de Consumidores Españoles), en 2018 el 73% de las personas en España tomaban decisiones de consumo por motivos éticos. A esto hay que sumarle que las nuevas generaciones (millenials y centennials) tienen un compromiso muy fuerte con el cambio climático, por lo que las verdades a medias y la falta de coherencia, te pueden salir muy caras. 

#TipVerde: en los artículos Marketing y comunicación ambiental para llegar al público joven y Comunicación ética y con valores para luchar contra la desinformación encontrarás tips y ejemplos de compromiso empresarial real.

Emprender no es para todo el mundo

Y no pasa nada.

Últimamente vemos muchos mensajes que incitan a emprender porque parece que es la única forma de sentirte realizado o realizada como persona y profesional.

«Querer es poder» «Detrás de todo emprendedor de éxito hay una serie de fracasos» «Conviértete en la jefa de tu vida» «trabaja desde cualquier parte del mundo» y otras lindeces que se sueltan por ahí sin tener en cuenta la situación de cada persona y el riesgo que supone emprender y pasar a trabajar por cuenta propia.

Por eso, si te falta seguridad, liderazgo, experiencia en el sector y ganas, mejor no emprendas porque probablemente se convierta en una pesadilla.

#TipVerde: trabajar desde la playa refleja la pantalla.

Esperamos que nuestra experiencia te sirva para que no cometas estos errores y si estás pensando en delegar la comunicación y el marketing de tu negocio digital ambiental o social, te esperamos con los brazos abiertos. 😉

Comparte
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.